about_dmd_ok

Info

La compañía Doble Mandoble nace en el 2007 fundada por los hermanos gemelos Luis Javier y Miguel Ángel Córdoba Pelegrín. Tras una larga y versátil trayectoria artística en los campos de la magia, circo y acrobacia se deciden a realizar sus propias producciones como creadores e intérpretes de las piezas de su compañía.

Anteriormente participaron en la fundación de la compañía Hopla Circus, con la que cosecharon numerosos éxitos, girando durante 5 años por varios países de Europa, así como por Israel, Méjico y China con su obra“La Familia Rodríguez”.

Los espectáculos de Doble Mandoble destacan por su energía, frescura y humor absurdo, además de distinguirse por un gran dominio de la técnica en diversas disciplinas como la magia y acrobacia, al servicio de una puesta en escena teatral inundada por lo poético y lo visual. El público se ve atrapado por su belleza y originalidad, provocándole además espontáneos estallidos de risa.

Sus piezas han sido galardonadas con destacados premios internacionales en reconocimiento de su calidad y su excelente puesta en escena.

La primera producción de la compañía fue un número de magia clownesca titulado “Los aros indomables”.

En el 2009, Doble Mandoble se sumerge de nuevo en la creación y presenta un nuevo espectáculo titulado “Mi otro yo”. Este espectáculo crea una nueva manera de abordar la magia en una impecable fusión con el circo y la manipulación de objetos, añadiéndole una puesta en escena teatral y burlesca. No se trata de una demostración de efectos de magia, sino que estos efectos se ponen al servicio de una nueva forma de “teatro visual” original y divertido con el toque absurdo y poético característicos de la compañía.

En 2011 Doble Mandoble se adentra en el teatro de calle con “La Belle Escabelle”, pieza muy aclamada internacionalmente por su singularidad, humor y dominio técnico.

En 2015 crean un espectáculo nuevo donde las tecnologías más avanzadas cobrarán protagonismo. Tratando temas filosóficos y haciéndo al público partícipe de preguntas que afectan directamente a la propia esencia del ser humano, “Full HD” recoge la madurez técnica y argumental de la compañía sin dejar atrás su frescura, espontaneidad y profundo sentido del humor.